Google+

El blog como herramienta de difusión

El blog como herramienta de difusión

Uno de los elementos que ha existido en internet, desde antes incluso de su aparición. Y a la vez uno de los elementos a los que menos atención se presta a la hora de difundir las ideas, tanto de empresas, proyectos y, sobre todo, ongs.

Una breve lección de historia

Puede que si en algún momento ha oído hablar de la aparición de internet, haya oído que, previo a su existencia, se usaba ARPANET. La cual, a grosso modo, podríamos denominar una red interna de uso militar. Pero no fue la única, puesto que años después aparecería USENET. Aunque también era denominada como «el arpanet de los pobres», en esa época servia para que las personas de a pie, con ciertos conocimientos, pudieran comunicarse entre sí.

Dentro de esa comunidad de ordenadores, llamada USENET, a principios de los años 90 nacen los primitivos blogs, siendo en ese momento «diarios en linea», donde los autores expresaban su vida personal de forma publica.

El termino «blog» nace «we blog», acuñado por Jorn Barger en 1997 y usado en la barra lateral de su blog en 1999.

Una herramienta poco usada

Lamentablemente, como comentábamos al inicio, los blogs son una herramienta muy poco utilizada y a la que menos atención se presta para difundir las ideas o noticias que atañen a nuestra organización. Y no será por motivos para evitar crear artículos, puesto que existen para todos los gustos, como…

La falta de constancia: Nuestro mayor enemigo a la hora de difundir nuestras ideas. Porque pensamos que con hacer un par de artículos al año tendremos suficiente. Esta es la mayor mentira que nos auto-contamos para evitar ponernos delante del ordenador, telefono o tablet y ponernos a escribir como locos.

La pereza: Ese bendito paso previo a ponernos a escribir. Te entran dudas existenciales y todo…¿que hago con mi vida? ¿por qué escribo artículos en el blog cuando debería estar salvando al mundo?… Error… Escribir tu blog y hacer que tu mensaje llegue a otras personas, es tan importante como ir a ayudarlas en el momento que necesitan.

El incoherencia final: Escribir un blog no es escribir lo primero que se nos venga a la cabeza. Ojo, hay blogs que son para eso, pero se nota la intencionalidad de los mismos. Pero para el caso que nos atañe, dicha incoherencia se suele deber a que pensamos que publicar cualquier cosa es mejor que no publicar nada. Debes pensar qué vas a escribir, hacer una lista de temas a tratar en uno o varios artículos y de esta manera no crear el caos como resultado.

Nunca hay tiempo: La mas típica de todas. El «nunca tengo un rato de escribir».

Debemos comprender que sólo mediante la constancia y determinación, podremos hacer que nuestro blog se convierta mágicamente en una herramienta para difundir nuestra ideas a todo el mundo. Puesto que nos permite atraer la atención de los motores de búsqueda con algo muy especial, contenido interesante y único.

Dado que vivimos en la época en donde casi la mayoría de las noticias que leemos a diario son sacadas del mismo origen y, en muchas ocasiones, ni se molestan en cambiar los puntos o las comas. El poder hacer contenido de calidad, exponiendo lo que hacemos en nuestras organizaciones, tiene recompensa. Pero siempre y cuando seamos constantes y publiquemos con una periodicidad estable.

Puede que desde Heldev_ no podamos ayudarte a conseguir inspiración o hacer que dejes de procrastinar y escribas artículos. Pero lo que sí hacemos es apoyarte en la parte técnica, previa a poder escribir.


Fernando Minguela

HelpDev_

HelpDev_