Google+

El miedo al cambio: Identidad Corporativa.

El miedo al cambio: Identidad Corporativa.

Hoy me gustaría tratar un tema por el que muchas marcas son reacias al cambio en su imagen corporativa:

Habitualmente se suele dar en empresas u organizaciones pequeñas, pymes y autónomos, donde se le suele otorgar menor importancia al diseño de sus logotipos o lo que ellos puedan significar para el objetivo que han de alcanzar.

Hay varias razones por las que el miedo a renovarse se hace latente, la sensación de perder identidad, la nostalgia o sentimiento hacia lo que se tiene y el miedo a lo desconocido, son las más comunes.

Todas las marcas pasan por esos procesos, hay un dicho que cita «Renovarse o morir», del cual, si lo analizamos en profundidad, nos daremos cuenta que en todos los campos sucede así, no sólo en diseño. Es una fuerte norma natural que nos hace seguir en constante evolución.

Filosofando podemos llegar al punto que nos concierne: Renovar, o no, la imagen corporativa.

La respuesta es contundente: SI. Hay que adaptarse, hay que avanzar, perder el miedo y aceptar los cambios que vienen a regenerar y llenar de vida ese proyecto que con tanto entusiasmo se comenzó.

La identidad no se pierde por modificar o rediseñar un logotipo, incluso ni por crearlo desde cero, como que nunca se hubiera tenido uno…, la identidad corporativa va más allá de la simple imagen visual, se fomenta en sus calidades, se fomenta en su gente, se engrandece en el contacto y cercanía con el público al que se dirija. El «alma» del creador y de sus productos o servicios se vuelca en una imagen que les identifica y diferencia del resto, si esta imagen queda «desfasada» mientras que los demás avanzan… se va perdiendo esa esencia.

Es cierto que puede uno tener un logotipo para toda la vida, pero hoy en día con la cantidad de tendencias nuevas que salen, con la cantidad de avances tecnológicos en los que nos movemos… puede no dar «la talla» y quedarse en el olvido. En tres palabras «No es funcional»

En cuanto al sentimiento que se tiene por nuestras marcas… ese es un tema complicado de hacer entender al que lo posee, todos nos encariñamos con nuestra imagen (logo), pero es cierto que ese amor desmedido puede llevarnos a la fatalidad por, como en el caso anterior, quedarnos sin avanzar frente al resto de «competencia».

Cuando nombro el miedo a lo desconocido puedo optar por dos opciones dentro de esto:

  • El temor que todo ser humano experimenta con respecto al cambio, a lo que no conoce, a lo que no está acostumbrado. Es algo muy común, es hasta cierto punto comprensible, pero hay que dar el paso, tomar las cosas con la firmeza necesaria y tirar hacia delante. Avanzar.
  • En el segundo caso estaríamos hablando del temor a lo desconocido por la falta de información o conocimiento de la materia. Este es tan sencillo de reparar, como dejarse aconsejar por un diseñador o profesional del campo donde quieran hacer el cambio. Estas personas no harán algo que los perjudique, van a velar por sus intereses y por los vuestros. Es parte de su imagen que la vuestra sea fructífera.

Poco más que añadir, o mucho, según se mire, pero si os dais cuenta la palabra clave de todo es AVANZAR. Renovarse, fortalecerse, hacer que su proyecto… el que con tanta ilusión y esfuerzo comenzó, siga adelante y tenga vida.

Para terminar, que ya os aburrí mucho… 😛 os dejo una serie de ejemplos de grandes empresas que han evolucionado con los tiempos en su imagen corporativa.

Microsoft
Evolución del logotipo de Microsoft

Pepsi
Evolución del logotipo de Pepsi

Yahoo
Evolución del logotipo de Yahoo

Como podéis observar, empresas de alto nivel se renuevan, no tienen miedo al cambio ¿y tú…, te renuevas o mueres? 😉


Paula Mª

Entusiasta del Software Libre. Diseñadora Gráfica y web freelance, especializada en Branding y marca personal. Blogger. Usuaria de ArchLinux.

HelpDev_

HelpDev_