Google+

Lean canvas: tu ong como startup del tercer sector

Lean canvas: tu ong como startup del tercer sector

Muchos/as integrantes de ongs (ya sean asociaciones o fundaciones) piensan que  sus organizaciones solamente tienen un fin social y que a eso no le son aplicables las normas de las empresas. Hoy en día pensar de esa manera es un error, puesto que estamos perdiendo todas las oportunidades y herramientas creadas para enfocar los objetivos a conseguir en las empresas u organizaciones de cualquier tipo.

El termino “empresa” según la wikipedia es el siguiente:

“Una empresa es un sistema con su entorno definido como la industria en la cual se materializa una idea, de forma planificada, dando satisfacción a demandas y deseos de clientes, a través de una actividad comercial”

Pero seguramente a mucha gente le sorprenda que originalmente, antes de 1602 y la formación de la “Compañía de las Indias Orientales”, se llamaba empresa al hecho de organizar una expedición marítima. Como dichas expediciones implicaban un gran riesgo, es por ello que hoy en día dicha palabra también tiene otra connotación de “Acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo”.

Si lo pensamos bien nuestras organizaciones terminan comportándose como empresas, pero cuyo resultado no es un bien económico sino social. Teniendo los mismos problemas que las empresas cuando comienzan. Y debemos pensar, que en muchas organizaciones, pese a poner todo el espíritu y la carne en el asador, la falta de enfoque termina siendo el mayor obstáculo para conseguir resultados sociales y lograr el mayor impacto de forma sostenible.

El movimiento “startup”, tercer sector y lean canvas

Desde hace unos años se han comenzado a hacer las cosas de diferente manera en el mundo de la formación de las empresas. Hablamos de las startups, que podríamos entender como “compañía incipiente”, una forma diferente de plantear desde el inicio la forma de hacer una empresa. Orientándose por las pruebas y viendo qué es lo que necesita el cliente.

Pero no solo de dinero vive el ser humano y por ello, en años recientes, han aparecido startups que se enfocan mas en los social. Son las llamadas “startups de impacto social” o startups del tercer sector. Las cuales buscan hacer un beneficio para las personas, pero usando las herramientas y todo lo aprendido en la creación de empresas, siendo uno de los elementos de análisis mas usado el “lean canvas”.

El Lean canvas no es mas que una pizarra o tablero con ciertas divisiones que nos ayudarán a enfocar las ideas y el cómo proceder, siempre enfocándonos en aquello que queremos conseguir. Es mas, el mismo tablero que usan las startups es perfectamente util para enfocar las ideas en nuestra organización. Veamos que apartados contiene:

Segmento de clientes (a quien ayudamos):

Pensemos que nuestros “clientes” son las personas o grupos a los que inicialmente pensamos que vamos a ayudar. Dentro de esta zona también estarán los denominados “early adopters”, que son los primeros visionarios en pensar que lo que hacemos merece la pena. Puede que no sean grandes en número, pero nos darán pistas de qué estamos haciendo bien.

El problema:

Intentemos pensar en los tres principales problemas que tienen nuestros “clientes”, aunque nos valdría simplemente con un problema. Dicho problema debe de estar relacionado con lo que pensamos que podemos hacer por esas personas o grupos. Y debemos pensar ya en ciertas soluciones o paliativos a dicho problema, que podamos ofrecerles a nuestros “clientes”.

Proposición única de valor:

Muchas startups definen en esta zona el llamado “elevator pitch” que se basa en poder explicar la idea en la que se basa nuestra organización y que dicha idea se pueda explicar en el tiempo que tarda un ascensor en llegar al décimo piso.

La idea debe ser simple, clara y sencilla de entender. Además de ser única, puesto que no sirve de nada que nuestra organización sea exactamente igual a otra ya existente en la misma zona o que atienda a las mismas personas o grupos a los que queremos ayudar. Si ya existe otra organización igual, lo normal en estos casos es ayudar a las organizaciones existentes en vez de gastar nuestras energías en crear otras nuevas.

Solución:

Por un lado hemos definido los tres principales problemas a los que se enfrentan nuestros “clientes” y los hemos priorizado. Ahora, en esta sección, debemos definir las soluciones a dichos problemas.

Definiremos igualmente las tres soluciones a dichos problemas. De cara a enfocarnos, no deberemos mirar, de momento, temas secundarios.

Canales

Aquí es donde definimos la forma en la que nuestras soluciones llegarán a nuestros “clientes”. Si va a ser mediante una página web, si vamos a tener a algún voluntario/a que lo exponga a quien tiene el problema., etc…

Flujos de ingreso (Flujos de valor):

Si estuviésemos hablando de una empresa, aquí pensaríamos en “como ganar dinero”, pero en nuestro caso lo que debemos pensar es “como generamos valor” y cómo generarlo de forma recurrente.

Métricas clave:

Muy relacionado con el punto anterior. Obviamente debemos de plantearnos el cómo medir si estamos consiguiendo llegar nuestra solución y medir de alguna manera si estamos creando el valor esperado.

Ventaja diferencial (Lo que nos diferencia)

Normalmente en un negocio pensamos en como hacer algo distinto a lo que hace la competencia. En nuestro caso es parecido. ¿qué nos diferencia de las demás organizaciones? ¿Qué hacemos distinto?


En cada sección que hemos definido antes iremos poniendo post-its con cada elemento que queremos evaluar. Este tablero es nuestro “tablero de experimentos” en el que debemos de ir evaluando lo que de verdad importa.

No debemos temer a quitar la mayoría de lo habíamos pensado inicialmente, si no se adapta a lo que de verdad importa y genera valor.


Fernando Minguela

HelpDev_

HelpDev_